traductor

Visitas

086564
Hoy
Ayer
Esta Semana
La semana Pasada
Este Mes
El mes Pasado
Siempre
78
99
534
84968
2875
5825
86564

Tu IP 34.238.189.171
2019-08-24 16:18

Login Form

Joan Lluis Montane

Rate this item
(0 votes)

José Luis Viejo Palacios, materia, expresionismo, onirismo y subconsciente

Entrar en el mundo plástico de José Luis Viejo Palacios es abrir la puerta a la propia vida porque es un artista que ama la existencia con intensidad, buscando disfrutar de cada instante, comprometiéndose con el mundo que le rodea, insertándose en los poros de la piel de la actualidad, tomando partido con el corazón y la expresividad. Habita en plena naturaleza, en casa y estudio de cristal construidos por él mismo, desde los que contempla el campo, el verde intenso de las praderas, la melancolía de los días de lluvia y el espléndido poder de los rayos solares.

Intenso, inteligente, buscador de la complejidad del laberinto que nos permite ser, se emociona con la realidad actual, con los sucesos que conmocionan porque, ante todo es ser humano.

Autodidacta, experimental, siempre está creando, pensando en nuevas series, temáticas y obras. No realiza un estudio previo profundo de lo que hace, sino que lo trabaja intensamente, buscando sus posibilidades, pero sin cerrar o abrir series determinadas porque sí. En ocasiones realiza una obra, en otras son series, en determinados momentos grupos de cuatro o cinco obras. Interviene en todo tipo de formatos, aunque usa, predominantemente, el rectangular, también se interesa por los cuadrados y los hexágonos, en menor medida. 
Su obra es matérica, abstracta expresionista, dominada por la explosividad del color, por la potenciación del gesto, que es materia, asumiendo la participación del collage, de la incorporación de objetos.

Es onírica, porque deja fluir el subconsciente, interviniendo en plan cascada salvaje creativa sobre todos los soportes, desde papel y cartón a telas, maderas y otros, empleando objetos, matices, colores, temáticas que se cruzan en su mente consciente y e inconsciente.

Está conectado con el pálpito de la actualidad política, social, cultural y artística nacional e internacional. Porque, aunque le gusta el campo y la naturaleza, su temperamento es universal y, en ocasiones, parece un cronópio de las grandes urbes en plena búsqueda interior.

En su pintura predomina la materia, busca potenciar la expresividad de los materiales que forman parte intrínseca de su producción. Podemos encontrar elementos procedentes de los campos colindantes, bolas asimétricas de diferentes diámetros hechas a base de cerámica cocida, trozos y fragmentos de metales, utensilios de campo e industriales.

Vive en el campo, se expresa con el corazón, indaga en el subconsciente, sueña despierto con la imaginación abierta a los destellos del alma pura. No busca la estética purista, sino que resalta la expresividad contenida en la energía que conlleva la materia que forma parte de todo lo existente.

Su poder cromático, de dominio del color se manifiesta en toda su producción de este artista que ha viajado por medio mundo, con exposiciones en Estados Unidos y España, en las que siempre ha sido honesto consigo mismo. Primero era el sentimiento que le condujo a expresarse con el color, después la forma, pero siempre con ideas nuevas que le permiten renovarse continuamente.

Su aportación a la pintura de hoy pasa por su alto grado de experimentación, dado que es capaz de estar trabajando con varias temáticas y series a la vez, alejándose del compromiso unificador, para ser distinto, asimétrico, impulsivo, fogoso, cumplidor con lo más sagrado de su pensamiento.

No duerme mucho, trabaja con intensidad, no tiene horarios ni horas, porque, ante todo, es un artista que precisa de la libertad para sentirse persona. Comunica con fuerza la personalidad de sus texturas, empleando el color como alma y filosofía de su sentido de la coherencia y la bondad. Todo ello ayudado por la determinación de su mirada de creador que ve sin ver, que anda sin muletas, que vuela sin aviones, que salta sin muelles autopropulsores, porque conecta con el más allá desde el acá.

Su pintura es absolutamente singular, porque es coherente con su discurso basado en su capacidad de unir el interior con el exterior, conformando una nueva apuesta.

Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte-2005

Read 263 times

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.